Adelina Sarmiento
Marketing

26 junio, 2012
Formación

“My tailor is rich” (el inglés en España)

Seguro que muchos se acuerdan de esa frase, bien porque les sirvió para aprender inglés hace años o bien por una asociación cómica al inglés por las parodias inspiradas.

No descubrimos nada nuevo si afirmamos que el inglés como segundo idioma en España es bastante deficiente. Es algo que se encargan de ratificar los estudios estadísticos de diversas fuentes año tras año.

En estas fechas, estos estudios se intensifican para evaluar el año académico que termina, y vuelven a evidenciar la falta de nivel de los españoles, especialmente de los más jóvenes, en el dominio de los idiomas.

España ha formado parte del último Estudio Europeo de Competencias Lingüísticas (EECL), junto con otros 13 países europeos. Se han evaluado 7.651 alumnos de 359 centros del nivel de 4º ESO.

¿El resultado? La novena posición (de 14), dato que revela la deficiencia importante que tenemos, especialmente en comprensión oral. El 63% de los alumnos no tiene capacidad de comprender el inglés oral al finalizar la Secundaria Obligatoria.

Tomando como punto de partida el Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas, se ha demostrado que solo el 33% alcanza el nivel básico, es decir, que pueden comprender y utilizar expresiones cotidianas de uso muy frecuente así como frases sencillas destinadas a satisfacer necesidades de tipo inmediato (A1). El 13% solo es capaz de comprender frases y expresiones de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que le son especialmente relevantes (A2). El 12% es capaz de comprender y producir textos sencillos y coherentes sobre temas familiares o de interés personal y sabe comunicarse en un viaje, así como justificar sus opiniones o explicar sus planes (B1). Y otro 12% puede comunicarse sobre temas más concretos y complejos y relacionarse con hablantes nativos con fluidez (B2).

La compresión lectora también presenta una destreza deficiente: el 58% reconoce no entender lo que lee en inglés (A1) y solo el 30% alcanza los niveles B1 y B2. Respecto a la expresión escrita, solo el 9% afirma poder usarla de forma clara y con relativa facilidad (B2), mientras que el 31% reconoce necesitar ayuda (A1), el 26% puede escribir sobre temas cotidianos (A2) y el 20% sobre temas de interés o familiares (B1).

El inglés, una necesidad laboral

La deficiencia en los niveles mencionados condiciona gran parte de las opciones laborales futuras, y no solo de cara a posibilidades laborales en el extranjero, sino dentro de las propias empresas nacionales. Si nos atenemos a un estudio de Adecco sobre datos de 2010, el 72,5% de sus ofertas de empleo cualificado requiere de dominio del inglés, con mucha diferencia sobre el segundo idioma, el francés, que se sitúa en torno al 10%.

El idioma alcanza un valor tan alto en una candidatura de empleo, que en muchas ocasiones, actúa como filtro y supone la diferencia entre la inclusión o no en un proceso.

Tal y como indicábamos en una artículo de hace unos meses respecto a un informe de Nielsen de 2011, a pesar de que el 94% de los encuestados reconocía como importante o muy importante el alto conocimiento del inglés, la realidad es que solo el 7% se considera capaz de mantener una conversación, y el porcentaje es solo ligeramente superior en lectura y escritura.

Certificar el conocimiento

Frente a la posibilidad de demostrar la destreza en el idioma, la realidad es que muchos usuarios apuestan por obtener una titulación oficial que poder incluir en sus candidaturas. En That’s English! registramos una media de 50.000 alumnos cada curso, en busca de conseguir, de una forma que se ajusta principalmente a la disponibilidad personal, una certificación oficial.

De estos, el alto número de alumnos en edad de iniciar la vida laboral, se ajusta precisamente a esta laguna de conocimiento lingüístico que se tiene entre la finalización de los estudios y la obtención de empleo.

Y vista la parte teórica, profundicemos un poco en la práctica del ‘nivel medio’ de inglés de los españoles con este video.

Esta entrada fue publicada en Formación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “My tailor is rich” (el inglés en España)

  1. Gisela Baranda dice:

    Adelina: Interesante la reflexión, es curioso que, siendo tan necesaria la condición mínima de hablante bilingüe, pospongamos cada vez el momento de perfeccionar el inglés u otra lengua.

    La diferencia entre el desenvolvimiento fluido en una situación lingüística determinada y la sensación de impotencia que genera no poder hacerlo debería ser el detonante principal, pero no es así.

    Gracias por documentar nuestra certeza con datos estadísticos contundentes.

    Gisela Baranda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>